¿Cómo se hace una corona funeraria?

¿Cómo se hace una corona funeraria?

¿Cómo se hace una corona funeraria?

Una corona funeraria es uno de los elementos que se utilizan para expresar nuestras condolencias por un ser querido. Los centros y coronas de funeraria recuerdan la memoria de la persona fallecida. El diseño y la creación de los mismos es una tarea un tanto compleja y que suelen desarrollar personas que ya llevan unos años en el sector.

Materiales a emplear y procedimiento

Los centros y coronas de funeraria se elaboran con flores frescas para darle un toque más especial. Además, hay que emplear también unas varillas de paja de 40 centímetros para crear el cuerpo de la corona, un forro negro o verde para evitar que se vean el resto de los materiales y unas bridas o unas cintas para sujetar el conjunto.

El primer paso es montar el cuerpo o el armazón de la corona con forma circular gruesa. Para que no se vea la paja, la armadura suele ir forrada de verde o negro en un material que permita pinchar las flores a través de su tallo cuando se coloquen una a una. Pero antes de las flores, hay que cubrir el cuerpo de la corona de verdes naturales (thuja, madroño, boj, etc.).

En la parte superior de la corona se coloca un cabecero o varios. El cabecero es una pieza especial para flor fresca que va en un armazón pinchado a la corona y sujeto con bridas o cintas. En la espuma del cabecero se pinchan gladiolos, rosas, anturios, anastasias, margaritas, etc.

Por último, tras terminar con el cabecero se colocan una a una las flores en el cuerpo de la corona, usando un alambre rígido para fijarlas bien.