¿De dónde viene la tradición de las coronas de flores para los funerales?

¿De dónde viene la tradición de las coronas de flores para los funerales?

¿De dónde viene la tradición de las coronas de flores para los funerales?

Desde hace mucho tiempo, los ramos y coronas de flores forman parte de cualquier funeral. Para un momento como estos, los centros y coronas de funeraria son algo tradicional, pero... ¿sabemos de dónde viene esta costumbre?

Origen de las coronas de flores para funerales

Ya sabemos que el uso de las flores en los funerales tenía el objetivo de disimular el olor de los difuntos que eran velados en casa durante varios días. Esto hacía que el proceso natural de descomposición del cuerpo generase mal olor y con las flores se podía reducir.

A pesar de ello, esto no explica el por qué de las coronas circulares para los funerales, algo que, según se dice, cobraría más sentido con la llegada y muerte de Cristo según los textos cristianos.

Tal como sabemos, un círculo es una curva cerrada y redonda donde todos los puntos se encuentran equidistantes de un punto fijo al que se le llama centro. Es algo que no tiene ni principio ni fin, lo que según las creencias cristianas es una clara alegoría a Dios, quien es eterno y donde se recuerda a todos los cristianos que vivimos y morimos regresando de nuevo a él, en una vida en bucle. 

Por esa razón, es tan común ver esta clase de arreglos florales en funerales cristianos, siendo muy raro o imposible verlos en funerales de personas que hayan profesado otra fe diferente a esta. Sea como sea, es un detalle que no debe faltar en los funerales, porque se presenta el máximo respeto y cariño a la persona fallecida y a sus familiares y seres cercanos.