Ventajas de la preservación de las flores

Ventajas de la preservación de las flores

Ventajas de la preservación de las flores

Cualquier flor natural que puedas comprar en una floristería en Reus puede ser perfecta para decorar una zona de tu casa durante un tiempo, pero pasados unos días las flores se marchitan. Si queremos conservarlas debemos aplicar un tratamiento de preservación.

En qué consiste la preservación de las flores

Las flores naturales se someten a un tratamiento que consigue deshidratarlas plenamente, por lo que éstas pueden mantener su apariencia durante años sin estropearse.

El proceso es sencillo, aunque es laborioso, ya que requiere de varias fases para completarlo con éxito.

En primer lugar, las flores a preservar se colocan en diferentes recipientes con una disolución de glicerina, agua, colorantes y algunos estabilizantes. Posteriormente las flores se introducen en una cámara estabilizadora que tiene unas iluminación y temperatura adecuada para que las flores se vayan deshidratando poco a poco.

Para finalizar el proceso, las flores se lavan y se secan durante varios días. El secado requiere un control de la temperatura, ya que de no hacerse bien, las flores podrían estropearse.

¿Qué ventajas tiene la preservación de las flores?

  • Permite conservar las flores sin que éstas pierdan su apariencia.
  • Son más fáciles de transportar y cuidar que las flores frescas.
  • Pueden servirte como elemento decorativo de larga duración.
  • Son más bonitas que las flores artificiales.
  • A la larga, sale más rentable preservar las flores que comprarlas frescas.
  • Puedes conservar flores importantes para ti durante mucho tiempo. Por ejemplo las primeras rosas que te regaló tu novio o el ramo de flores de tu boda.